Estudiar

Inicias cada septiembre del mismo modo. Exámenes acompañados de los últimos días de calor, alguna biblioteca que comienza a abrir, reencuentros que impiden concentración en las mesas y alguna cerveza que promete madrugar a la mañana siguiente.

descarga (1)

Te sientes con la capacidad de decir y gritar que estás harta, que necesitas aprobar para conseguir la beca, y que no has descansado lo suficiente en verano. Pero los recuerdos de julio y agosto saben a placer y a fiesta, a alcohol y a romance, a playa y a excursión. Pero toca volver a hincar los codos, a convertir las copas en páginas y libros y a trasnochar de otro modo.

Toda nuestra vida se ha guiado en relación a los estudios. Nuestro año comienza en septiembre, no en enero y acaba en dos tandas, febrero y junio. Las vacaciones de navidad organizan exámenes, y cuando comienza el calor hay que reordenar con Red Bull.

Sin embargo este es mi primer verano libre. No tengo exámenes, no tengo responsabilidades universitarias, y encima me estoy aburriendo muchísimo.

Brindemos por el mejor trabajo del mundo, ser estudiante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s