Cerrar Internet, ponerle puertas al mar #encirc13

Son muchas las afirmaciones interesantes recogidas en la clase 4 del curso de Arte y Cultura en Circulación, y que podrían generar un debate interesante. Una de ellas, en concreto, ha sido clave de las discusiones desde la detención del creador de Megaupload, Kit Dotcom. Desde entonces, esta ha sido la afirmación que más ha dado vueltas a nivel internacional.

Hay que establecer duros controles en Internet (cierres de webs, censura de términos de búsqueda, bloqueo de redes p2p, etc.) para evitar que se pongan a disposición productos piratas.

Cerrar páginas web y acceso Internet supone uno de los límites más complicados para el poder político y la industria cultural. Aunque se reconoce que una de las formas de evitar la piratería es ponerle puertas al gran mar de Internet, también hay que admitir que es Internet el medio más necesario para difundir la cultura. El Canto del Loco reconocía en una entrevista hace unos años, que gracias a las descargas por Internet de sus discos, habían conseguido hacerse con un gran número de fans en Latinoamérica, lo que permitió extender su gira internacionalmente. La difusión en Internet permite atraer a mayor público y, por tanto, a más venta de entradas en conciertos, donde los autores ganan lo que merecen.

Internet es un espacio público, como una calle o un parque. Precisamente en estos últimos, se puso de moda no hace mucho el bookcrossing, que permitía compartir con otros lectores libros y prensa. El mecanismo es el siguiente: compras un libro, lo lees y registras en una página web, lo comentas y lo “olvidas” en algún lugar. Otra persona lo encuentra, lo lee y vuelve a “olvidarlo”. Así, se concentran numerosos comentarios de una misma lectura en la web, lo que incita a otros lectores ajenos a adquirir el libro. Internet es nuestro banco del parque, nuestra cafetería donde dejamos olvidada nuestra lectura. Es un lugar para compartir y difundir.

bookcrossing_logo

Si le ponemos puertas a Internet, estamos impidiendo compartir, uno de los requisitos casi básicos para la convivencia en sociedad.

Anuncios

1 Comment

  1. Buen post, Irene!
    Uno de los problemas del cierre de sitios como Megaupload, o el bloqueo de sitios de torrents, es que estos no solo alojan material no autorizado, sino que también hay mucho material legal. Por ese motivo, bloquear sitios enteros castiga por igual a los contenidos autorizados y a los no autorizados. Se trata de mecanismos torpes, que pueden entrar en tensión con el derecho a la libertad de expresión.

    cambiando de tema, muy buena la experiencia de bookcrossing.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s