El control del discurso en 1984

El control del pasado, la pérdida de la historia, el eje central que envuelve al protagonista de 1984, Winston Smith. Un mundo ficticio planteado por Orwell que muestra el control absoluto de una sociedad bajo la atenta y constante mirada del Gran Hermano.

Rodeado de la Policía del Pensamiento (que no deja pensar libremente) y atado a un lenguaje particular, el de la neolengua, Winston decide revelarse ante un gobierno autoritario, sabiendo que puede ser eliminado en un abrir y cerrar de ojos. Ni independencia locura de su amor secreto, Julia, lo sacará de su idea de estar sometido a una única creencia. Duda del día en el que vive, de los acontecimiento que acechan a su alrededor e incluso de la propia existencia. La supuesta Hermandad que dirige un movimiento revolucionario contra el Gran Hermano, llama la atención de Winston que decide hacer lo posible por formar parte de ella, con la esperanza de conseguir cambios aún en un futuro que puede que no conozca. Pero el control del pensamiento es demasiado, la necesidad de supervivencia atroz y los sentimientos humanos dejaron de existir. Todo pasará factura para dejar caer al protagonista como uno más de la sociedad de Londres.

601

Es el trabajo de Winston el más destacado quizás, y el que más ejerce comparativa con el papel que los medios de comunicación emplean cada día como promotores del discurso. Leyendo a Teun Van Dijk, destacaba que aquel que controla el discurso es el que tiene poder, y es a través de este como se consigue el pensamiento uniforme de una sociedad. Winston trabaja como modificador de los discursos pasados adaptados al presente, para que este último y el que venga siempre se corresponda con lo dicho. El control de los discursos de esta novela de ciencia ficción va más allá de la inyección de un pensamiento, ya que transforma de modo constante la historia, llegando a dudar incluso del día de ayer.

Orwell nos traslada a una sociedad no tan alejada de la realidad, donde el manejo de las palabras y la tortura ejercen de baluartes del pensamiento de los ciudadanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s